Publicado el

camiseta femenina espana

Pero se queda impertérrito, hasta que decida irme. Durante ese periodo, la selección inglesa siguió jugando partidos frente a sus homónimas británicas, que eran las únicas que conseguían ponerla en aprietos, pero también seguiría demostrando un gran poderío, logrando varias goleadas, pero sin llegar a alcanzar su máximo registro datado en 1882 cuando venció por 13-0 a la selección isleña de Irlanda, y que seguiría vigente hasta la actualidad. Sin embargo, tal circunstancia aún se retrasaría durante 17 años más.